María Santísima del Gran Perdón

separadorvirgen1

La autoría de la titular mariana de esta Fervorosa Hermandad corresponde al granadino Andrés Cabello Requena, quien recién llegado a Málaga, ingresó como profesor de talla en la desaparecida escuela de formación profesional Francisco Franco, hoy, instituto de La Rosaleda.

Al ser esta institución Hermano Mayor Honorario de la Hermandad y su director Hermano Mayor de la misma, sintió el deseo de regalar la Imagen de María Santísima del Gran Perdón. Comenzó a ejecutarla en mayo de 1.956 y la culminó poco antes de la Cuaresma de 1.957, realizada íntegramente en las dependencias de la escuela, varios módulos se vieron implicados en su realización, así el profesor de carpintería José Caro se encargó de proporcionar la madera de pino rojo necesaria. De la policromía se hizo cargo el pintor Luis Ramos Rosas.

Se presentó en la casa de la Cultura de Málaga durante la exposición de enseres procesionales en marzo de 1.957, la prensa la calificaba de este modo: “escultura artística y bella factura, a la vez que de fino sentimiento de dolor y ternura, obra de Andrés Cabello Requena, tan buen cofrade, como brillante escultor.”

virgen2En palabras de su autor, es una imagen de tamaño natural y de una expresión puramente imaginaria en su concepción, posee un dolor suave en el rostro como corresponde más a una Virgen de Gracia que a una Dolorosa, y en el perfil tiene aires de hebrea al tener la nariz un poco aguileña.

La Virgen inclina la cabeza hacia abajo y al lado derecho, dirigiendo la mirada hacia el suelo. Los ojos son policromados. Lleva tres lágrimas de cristal, una en la mejilla derecha y dos en la izquierda. La boca, entreabierta, permite ver los dientes superiores tallados. Las manos aparecen extendidas, portando un pañuelo en la derecha y un rosario la izquierda.

virgen3